romances históricos romance histórico erótico romance histórico novelas romanticas históricas eróticas novelas eróticas novela romántica histórica erotismo en el romance histórico

4 claves acerca del erotismo en el romance histórico

El erotismo en el romance histórico, es un tema que aparece en numerosas novelas del género. Aporta un toque muy pasional, y hace que nos adentremos en la parte más intimista de los personajes. Sin embargo añadir esa chispa de sensualidad no es fácil. Hay que hacerlo de forma que la novela no pierda su esencia, sin que se desvíe de la verdadera historia de amor.

La clave para que una novela tenga la pincelada  justa de erotismo consiste en mantener un equilibrio entre la pasión de los personajes y los sentimientos más profundos. A menudo me he topado con novelas que se han excedido en los términos más eróticos y han acabado perdiendo el encanto del principio, algo que a un lector amante del romance histórico puede resultarle frustrante.

Pero ¿cuáles son las claves que hacen que una novela de romance histórico consiga integrar el erotismo en su trama con éxito?

A continuación te enseño de qué forma este tipo de novelas consiguen ser todo un triunfo entre los lectores.

4 claves acerca del erotismo en el romance histórico

1.Personajes que empatizan

Una de las claves para aportar erotismo en el romance histórico es conseguir que los personajes principales implicados en la trama, empaticen con el lector. Con esto me refiero a que son personajes que desde el primer momento provocan curiosidad y necesidad de saber qué pasará con ellos.

Cuando los personajes conectan, es más fácil que las tramas eróticas sean mucho más agradables e incluso le aporten dinamismo a la novela.

2.Escenarios que invitan al erotismo

Al leer una novela de romance histórico con tintes eróticos, siempre espero que los escenarios en los que se desarrolla la parte más chispeante, invite a ello. Si te das cuenta, las mejores novelas son aquellas que alargan la escena provocando que el lector no pueda dejar de apartar la vista de las páginas, imaginando el desenlace de la escena perfecta. La insinuación es el secreto, consigue que la imaginación vuele e incluso nos haga pensar y sentir tal y como lo harían los propios personajes de la historia.

La habilidad con la que se puede generar un entorno idílico para escenas de alto voltaje, son una de las claves que harán que una novela de romance histórico se convierta en una gran obra.

romances históricos romance histórico erótico romance histórico novelas romanticas históricas eróticas novelas eróticas novela romántica histórica erotismo en el romance histórico

3.Erotismo endulzado o juego erótico

Resulta de gran importancia crear un erotismo endulzado cuando se trata de novelas de romance histórico. Cuando hablo de erotismo endulzado me refiero a la capacidad de jugar con las frases y las palabras para crear escenas intensas.

Normalmente siempre existe un personaje, en la mayoría de los casos, protagonista femenina, que descubre el placer a manos de ese personaje masculino que le ha robado el corazón.

La inocencia de ella da paso a una sensualidad arrolladora  que gana terreno gradualmente según avanza la novela, y ella, como personaje principal, se rinde a ese juego erótico que la libera y la estimula a la vez, llegando incluso a convertirla en una amante consumada.

Una buena novela de romance histórico conseguirá que este tipo de escenas no se conviertan en simples tramas de pasión desmedida sin sentido, si no que el erotismo que los protagonistas desprenden, sea parte del amor que sienten, y por tanto de la historia que se pretende reflejar.

4. El erotismo en el romance histórico provoca y escandaliza

Si hay algo que distingue a las novelas románticas históricas es el contraste de una época normalmente encorsetada con severas normas de comportamiento social, y la intensa pasión que los protagonistas sienten el uno por el otro. Un amor prohibido que intentan consumar de muchas maneras originales y novedosas para no ser descubiertos.

El juego está servido cuando ella rompe las reglas y se deja seducir en un ambiente de lo más inesperado. Al dejarse llevar por el placer arriesga su reputación, en aquellos tiempos muy ligado a su vida. Si la descubren quedará repudiada y su única salida será vivir en la calle.

Por eso una escena erótica en un romance histórico te mantiene en vilo por la intensidad sexual, el erotismo latente y la posibilidad de ser descubiertos.

 

El erotismo siempre ha de ir integrado a la trama, no ser un punto y  a parte para conseguir novelas de alto voltaje sin un argumento convincente.

El romance histórico es algo más que amor, sexo y erotismo. Aunque estos tres puntos son parte importante de una historia que bien estructurada puede convertirse en una novela que despierte pasiones.

¿Qué opinas?

Aquí te dejo más artículos sobre el erotismo:

5 novelas eróticas para almas apasionadas que no dejarás escapar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *