¿Por qué tengo que aprender a escribir novelas románticas, si ya escribo?

Si estás pensando en convertirte en una escritora de novelas románticas este post es para ti. Aunque si quieres convertirte en otra clase de escritor también te puede interesar. Porque aprender a escribir novelas románticas no es tan diferente a escribir otro tipo de novelas, con una excepción: la trama, los personajes, los diálogos.

Por lo que a fin de cuentas, tal vez sí que exista una diferencia.

Pero sigamos con el análisis anunciado en el título de este artículo ¿Por qué?

La respuesta es tan sencilla como intrigante: porque contar tus experiencias sexuales o tus conflictos amorosos no es una base solida para empezar una carrera como escritora de literatura romántica.

¿Qué tengo que tener para aprender a escribir novelas románticas?

  1. Pasión: pero no confundas el erotismo con la pasión por escribir. No tiene nada que ver, y cuando más profundices en el arte de la escritura más entenderás la exigencia que conlleva.
  2. Conocimiento de ti misma: conocer tu propio proceso de escritura te dará una gran ventaja a la hora de empezar una novela. Porque no estoy hablando de contar una simple historia, sino de todo una maratón donde vas a tener que exponerte, y aunque no quiero desilusionarte, algunas veces alcanzarás estados de ánimo que pasarán por el abatimiento, la indiferencia y la euforia en un periodo de tiempo muy corto.
  3. Disciplina: Sin la pasión nunca lograrás esa disciplina que va a ayudarte a pasar de ser una persona que solo le gusta escribir a convertirte en una escritora de novelas románticas. Por eso es tan importante encontrar un lugar en tu apretada agenda para dedicarte a ese proyecto literario que no puedes quitarte de la cabeza.
  4. Perseverancia: existe una fina línea entre la disciplina y la perseverancia. Necesitas disciplina para llevar un horario y un control de tus escenas, pero la perseverancia es la clave para que esa novela romántica llegue a su fin con todas las garantías de calidad que te exiges a ti misma.
  5. Originialidad: Escribir una novela romántica no significa dejar de lado la creatividad. Aunque eso no implica que no puedas abordar tramas que ya se han tratado en incontables ocasiones. Puedes hablar de ese chico y de esa chica que después de años de amigos se dan cuentan que se aman o del enamoramiento que surge entre dos personas que contraen un matrimonio de conveniencia, etc. Siempre y cuando lo abordes desde un punto de vista distinto, que aporte al lector esa sensación de que está leyendo algo nuevo.

¿Qué necesito para aprender a escribir novelas románticas?

Algo de lo que la mayoría de los escritores noveles huyen, aunque he de confesar que para mí también es un poco tostón hasta que le coges el gustillo y llega a ser parte de tu rutina, y además, placentera: PLANIFICACIÓN

Me hace gracia cuando nos cuestionamos a nosotros mismos qué clase de escritores somos, sin darnos cuenta que esa pregunta coacciona a que te decantes por un lado u otro.

O eres un escritor de brújulaSin ningún tipo de planificación previa, cuyo ideal es ser poseído por tus propios personajes para que te vayan guiando por sus vidas.

O bien eres un escritor de mapaLo tienes que tener todo tan controlado que tu obra no tiene ningún sentido artístico para alguien que está en el lado opuesto.

La realidad es otra bien distinta, el blanco o negro no existe. Nunca vas a ser una escritora únicamente de brújula o una escritora únicamente de mapa, porque aunque lo tengas todo muy bien hilado siempre aparecerá algún componente sorpresa, y deberás reaccionar a tiempo según tus personajes se hayan comportado a lo largo de la novela.

Lo mismo pasa con los que creen que las musas los visitan para guiarlos a través de algo ajeno a sí mismos. Tu has creado esos personajes por lo que te corresponde solo a ti planificar bien su historia para que sea coherente, original, con suficiente calidad y que atrape al lector.

¿Cómo puedo introducir todos esos puntos clave en mi vida sin que esta se resienta?

A. Si escribir te estimula, te obsesiona y finalmente te sientes realizada, estás llena de pasión. (Por lo que este punto es fácil de conseguir)

B. Mantener la creatividad y la productividad a raya (titulo de la lección 2 de mi curso gratuito) no es tan difícil cuando obtienes unos cuantos trucos que te facilitan la tarea.

C. El secreto del esquema por bloques: importantísimo si quieres que tu novela romántica llegue a buen fin.

¿Dónde puedo aprender a escribir novelas románticas?

En mi curso gratuito “Primeros pasos para escribir literatura romántica” desarrollo todos los puntos anteriormente mencionados y además te regalo varios extras para que desarrolles tu creatividad literaria.

Te ofrezco varias consignas de escritura creativa para obtener tramas románticas originales y la creación de personajes auténticos con la intención de que huyas de los estereotipos.

Indice:

Lección 1. ¿Cómo conservar a las musas de tu lado?

Lección 2. Mantener la creatividad y la productividad a raya.

Lección 3. Llegó el momento de crear.

Lección 4. El arte de hacer preguntas.

Lección 5. Primeras páginas.

Lección 6. El secreto del esquema por bloques.

Solo tienes que suscribirte a mi lista de correo para recibir el curso gratuito “Primeros pasos para escribir literatura romántica”

Y la cosa no solo se queda ahí.

Mi intención es que aproveches al máximo todos los conceptos, por eso cualquier duda que tengas puedes contactar conmigo. Estaré encantada de ayudarte.

Me interesa tu opinión, tus sugerencias y tu evolución a partir de los ejercicios y herramientas que te presento.

¿Por qué tengo que aprender a escribir novelas románticas, si ya escribo?

Porque escribir una novela no es un acto de un solo día. Porque ser escritora de novelas románticas es un medio para llegar a sentirte completamente realizada al poder dejar volar tu imaginación. Jugar con las palabras para provocar emociones, sensaciones y, sobre todo, crear personajes que cobren vida al ser leídos por otros ojos.

Pero todo ello no es producto de una inspiración divina (aunque a veces parta de un pequeño destello que ilumina el camino) sino que hay que poner siempre de tu parte: aprender, trabajar y practicar.

Si te interesa, suscríbete.

Así de sencillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *