titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela

Cómo elegir un buen título para una novela romántica

No es lo mismo elegir un título para una novela que saber cómo elegir un buen título para una novela ya sea romántica como de otro género, el matiz es pequeño pero de gran importancia.

A pesar de parecer una tarea simple, lo cierto es que la elección del título de una novela romántica, ya sea contemporánea como de época, es una de las tareas que más tiempo puede llevar decidir. Y es que el título, junto con una portada atractiva, es uno de los aspectos que determinarán cuáles serán las primeras impresiones que una persona se llevará de tu novela. Y esto, en parte, determinará también las posibilidades de que futuros lectores decidan comprarlo.

Si todavía estás dudando sobre la importancia de las portadas, no te pierdas mi teoría al respecto: Portada de un libro o sinopsis ¿Qué es más importante para ti?

Pero mejor no irme por las ramas y sigo con el tema que me ha llevado a escribir este post ¿qué debe de tener un título para que resulte atractivo?

A continuación te enseño algunos tips para que aprendas cómo elegir un buen título para una novela romántica.

 Tips e ideas que puedes aplicar

(no se admiten devoluciones)

5 consejos sobre cómo elegir un buen título para una novela

1.Recopila todas las ideas

Una de las mejores formas para comenzar a buscar el título perfecto para tu novela romántica, consiste en anotar en una libreta todas las ideas que te vayan surgiendo. Se trata de poner en práctica la famosa “lluvia de ideas” o “Brainstorming” una técnica creativa que puede ser de gran ayuda, consiste en apuntar todo aquello que esté relacionado con la novela, incluso aunque en un principio pienses que puede ser descabellado o no tener sentido.

La manera es simple: a través de una lista, en forma de racimo de uvas, etc.

titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela

Esta es una de las primeras fases para encontrar el título ideal, ya que además de fomentar la creatividad, estás realizando una recopilación de todo aquello que está vinculado a la trama, a los personajes y al tema principal del libro.

Más adelante, una de estas ideas podría llegar a convertirse en la inspiración que te abrirá la mente y de esta manera sin pensarlo demasiado habrás descubierto el cáliz de la eterna juventud. Un brebaje que nunca se agota, como la imaginación.

2.Relee tu novela para buscar una frase inspiradora

Si te resulta pesado o no sabes cómo elegir un buen título para una novela, no hay mejor forma que recurrir a las propias páginas de tu historia para seleccionar aquella frase que defina todo lo que el libro quiere transmitir.

Puedes encontrar esa frase perfecta en el diálogo más intenso o en el punto más álgido de la obra, una expresión que transmita profundidad y que resuma, en pocas palabras, la razón de haber elegido esa trama determinada y no otra. De esta manera matarás dos pájaros de un tiro, ya que puedes aprovechar para realizar las correcciones finales, seguro que encontrarás fallos que no habías visto antes.

Los tips que te doy para saber cómo elegir un buen título para una novela no tienen porque ser sencillos. Entiendo que volver una y otra vez a releer las páginas de aquella obra que creías finiquitada pueda acarrearte algún que otro trauma emocional, al menos un poco de estrés, por eso es primordial tener en mente este aspecto al mismo tiempo que se está escribiendo el borrador e ir anotando ideas y conceptos (ver el tip el número 1.)

Siguiendo con la idea del título, puedes elegir una frase tal cual, o bien puedes cambiarla para adaptarla, ya sea porque es demasiado larga o porque prefieres modificar las palabras.

3.Céntrate en conceptos simples

A veces en lo más sencillo está las respuesta. Si la novela se ambienta en un pequeño pueblo, en un castillo o cerca de una playa, puedes optar por elegir una sola palabra que defina el lugar principal en el que se desarrolla la historia. Así, en vez de darle mil vueltas a la búsqueda de un título largo, puedes elegir el nombre de un sitio o emplazamiento. Jane Austen así lo hizo en su novela Northanger Abbey.

Esta idea también la puedes aplicar al nombre de un personaje. Un claro ejemplo de que este concepto ha sido utilizado desde siempre por algunos de los escritores y escritoras  más importantes es la obra de Charles Dickens con David Copperfield o el libro Jane Eyre de Charlotte Brontë.

titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela

4.Opta por títulos cortos

Si prefieres utilizar alguna frase, opta siempre por títulos cortos, pues además de ser más fáciles de recordar son más impactantes y atrayentes para los lectores.

A pesar de que se han puesto de moda, desde hace algunos años, los títulos largos como “Los ojos amarillos de los cocodrilos” de Katherine Pancol o “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” de Stieg Larsson, por poner un ejemplo, los títulos cortos tienen mucho más impacto porque son fáciles de recordar y porque juegan con la curiosidad del lector que tiene ganas de descubrir lo que existe detrás de ese nombre o de esa palabra.

Todo lector sabe que los títulos no son cuestión de azar, y si captas su atención con esa frase corta y una buena imagen, la portada, tendrás muchas posibilidades de que adquiera tu novela.

En la literatura romántica es importante no intentar innovar y destacar la trama amorosa ante todo. 

1-Porque es lo que espera el lector. Si se trata de una novela romántica distinta a las demás es en la sinopsis donde tiene que quedar reflejado.

2-Porque un lector o lectora de novela romántica tiene muy claro lo que busca y si tu título no es convincente va a pasar de largo hacia otro un poco más de su estilo.

Realmente te puedo hablar desde el punto de vista de una lectora que ha pasado la mayor parte de su vida leyendo novela romántica tanto contemporánea como romántica histórica, y siempre utilizo la misma técnica sin darme cuenta:  portada, título, sinopsis, por ese orden, y no creo que sea la única. Para llegar a la tercera base, la sinopsis, antes la novela debe superar las dos primeras pruebas.

Desde el punto de vista de escritora te puedo contar mi experiencia con  mi primer libro de romance histórico, a pesar de todo lo que te he contado sobre cómo elegir un buen título para una novela romántica, la mía no tiene ni una portada ni un título típico de este género. Vaya por delante que el motivo no es otro que el desconocimiento, hace unos meses no sabía todo lo que he apuntado en párrafos anteriores y que he ido descubriendo a medida que me he ido introduciendo en el mundo de la romántica que hay detrás de las bambalinas.

No me ha ido mal y creo que mi novela  ha llegado a un gran público. El título es simple “Destello azul” ya que tanto la trama de amor como la de acción está supeditada a un diamante azul. Es la obsesión de June, y el sin vivir de Elric, mis dos protagonistas.

Sin embargo, creo que si hubiera apostado por una portada típica de romance histórico y hubiera añadido alguna palabra romántica al final o algún subtítulo que albergara algún sentimiento, la novela hubiera destacado mucho más. Y este es uno de los conceptos que puedo transmitirte y que sin duda aplicaré en las próximas obras que voy a publicar, ya a la vuelta de la esquina.

5.Elige siempre varias alternativas

Siempre es conveniente contar con diversas opciones a la hora de poner título a una novela. La idea es comprobar que el título elegido no se encuentra ya disponible, pues en ese caso lo más recomendable será optar por algo más novedoso. Los títulos que ya están repetidos además de hacer que la novela pierda originalidad, tienden a crear asociación por parte de los lectores, quienes no apreciarán a primera vista las diferencias que cada uno contendrá en su trama y generalmente acabarán, inevitablemente, relacionándolos.

En una tertulia con otros escritores en la que comentamos cómo elegir un buen título para una novela y cómo era nuestro método para hacerlo, algunos confesaron que no podían escribir si no tenían un título en mente. Es algo que también me sucede, abro una nueva carpeta para archivar toda la documentación de la nueva novela que voy a escribir y tengo que ponerle un título relacionado con el tema. Es una necesidad que debo llenar para poder seguir escribiendo. Luego puedo cambiar el título a medida que la historia avanza o no, depende de la inspiración del momento.

Con mi novela de romance histórico publicada en enero del 2017 tenía muy claro que el título debía ser “Diamante azul”. Un día de compras por las librerías de mi ciudad me topé con un libro llamado igual, miré aterrorizada la sinopsis y pude comprobar que se titulaba así por los ojos de la protagonista, que eran como diamantes azules. Respiré aliviada ya que no trataba sobre mi diamante que fue robado  de Versalles y no apareció hasta siglos más tarde, concretamente en Inglaterra en 1824, cuando arranca la trama.

titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela   titulos novelas novelas romanticas novela romantica elegir titulo para una novela como elegir un buen titulo para una novela

Tuve que darle vueltas y vueltas hasta encontrar la palabra “Destello” entre las páginas de mi novela que me dio la clave para cambiar el título sin desvirtuarlo.

Seguro que como escritora tendrás alguna historieta al respecto sobre cómo elegir un buen título para una novela, o como lectora te habrás encontrado con dos libros de idéntico título…

¿Me cuentas tu anécdota?

Por cierto estoy preparando un post sobre anécdotas de escritoras de romántica, si te quieres sumar solo hace falta que me escribas a ivettechardis@gmail.com

Si quieres recibir contenido extra sobre las anécdotas y curiosidades de tus escritoras favoritas solo tienes que suscribirte a mi blog, ya que además del post que estoy preparando también recibirás un ebook con los mejores cotilleos de las escritoras de romántica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *