romance histórico novelas románticas históricas imprescindibles mejores novelas románticas históricas mejores novelas de romance histórico medieval la princesa prometida clásicos del romance histórico

La princesa prometida, el gran romance histórico de William Goldman.

Si hay un romance histórico que pasará a la historia como una de las grandes novelas de amor de todos los tiempos, ese es sin duda La princesa prometida de William Goldman, escrito en el año 1973. Esta magistral obra cuya fama la llevó incluso a la gran pantalla, cumple con todos los requisitos para ser una de esas historias que quedan en el recuerdo, te trasladan a un mundo idílico de príncipes y princesas en el que el amor romántico, apasionado y prácticamente perfecto, sí, ese con el que todas algunas veces hemos soñado, se hace realidad.

Pero La princesa prometida, es mucho más que una historia de amor. En ella se entremezclan los clásicos personajes que podríamos encontrar en cualquier cuento de la infancia (príncipes, villanos, princesas o piratas) con un ambiente mágico y medieval absolutamente encantador que nos hace soñar desde la primera página.

¿Por qué es La princesa prometida un romance histórico imprescindible?

Es una historia de amor de las de verdad, de las de cuento de hadas, de las que emocionan, ilusionan y dejan un buen sabor de boca. Y no hay más que leer el resumen para darse cuenta de que es una historia prometedora:

Desde la creación del beso en el año 1642 a. C., ha habido cinco grandes besos que han sido catalogados como los más puros, los más intensos, los más apasionados de todos los tiempos… El primer beso entre Buttercup y Westley los superó a todos… Esta es su historia

Los protagonistas son idílicos: la dulce princesa, y en ocasiones un tanto pánfila e incluso insoportable, Buttercup, y el apuesto héroe Westley son ideales. Pero además, encontrarás a otra serie de personajes no menos destacables como son el gigante entrañable Fezzik y el espadachín Íñigo. Y son precisamente estos personajes secundarios los que otorgan a la novela esa chispa humorística que te sacará alguna que otra sonrisa, porque sí, La princesa prometida es un libro de amor, pero también cuenta con un toque divertido e incluso un tanto sarcástico que William Goldman sabe reflejar con gran maestría.

Y sí, el perfil de los personajes es predecible, y del mismo modo ocurre con la trama de la historia, pero merece la pena leerla por la agilidad de los diálogos, por la diversión que aportan los personajes secundarios, por la belleza de las escenas y por todas las aventuras que los protagonistas deberán superar para poder estar juntos…  y porque ninguna amante del romance histórico que se precie puede no rendirse a este clásico de amor convertido ya en una novela de culto.

La princesa prometida, es un libro que te sorprenderá, te hará pasar un buen rato y te dejará con un bonito recuerdo. No importa si crees o no en los cuentos clásicos de príncipes y princesas, ya que en esta novela encontrarás todos los ingredientes para dejar volar la imaginación y disfrutar como una niña. ¿Preparada para la aventura?

Y tú, ¿has leído La princesa prometida?

¿Qué sensaciones te produce la novela de William Goldman?

Y por si eres de los que nunca olvidan una película, aquí te dejo un vídeo con las 10 curiosidades del film La princesa prometida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *