Una habitación con vistas películas Inglaterra victoriana películas de época basadas en novelas películas de época novelas románticas históricas llevadas al cine mejores películas de época románticas Edward Forster

Película de época para renacer el recuerdo de un amor prohibido : Una habitación con vistas.

Estoy convencida que en algún momento de tu vida te has visto arrastrada o arrastrado hacia un sentimiento de amor profundo hacia una persona que nunca va a ser parte de tu vida. Un amor prohibido, platónico o consumado, que te ha marcado una época.

En mi caso me ha dejado un lejano recuerdo con sabor a miel, tan dulce que aflora en mis labios una sonrisa. En tu caso espero que ese amor prohibido no se convirtiera en un obstáculo para seguir enamorándote.

Así es como vivo esta película de época, con una sonrisa en los labios ante un nuevo amor puro e inocente que se contamina ante las estrictas reglas de la sociedad victoriana. Unas normas que ahora nos parecen absurdas, pero que si las extrapolamos a nuestro entorno podrían llegar a separar algunas familias. Los prejucios todavía siguen latentes por muy alejados que nos creamos de esa sociedad que dibuja Morgan Foster en su novela Una habitación con vistas.

Convertida hoy, más de 30 años después de su estreno, en todo un clásico como película de época, Una habitación con vistas no ha perdido un solo ápice del encanto que la llevó a convertirse en un gran éxito en el año 1985. Ambientada en la época victoriana y con la romántica ciudad de Florencia como telón de fondo en ella se retrata de forma fiel la exquisitez de la obra original escrita por Edward Morgan Forster y publicada en el año 1908.

El punto central de esta película de época se basa en la contraposición entre la estricta moral de la Inglaterra victoriana representada por las protagonistas femeninas inglesas, choca con una sociedad mucho más flexible y poco convencional reflejada en los varones de la ciudad a la que acuden lo cual convierte la trama en una continua disputa entre lo correcto y lo deseado.

La moral victoriana reflejada en la obra de Forster

Se pone de manifiesto una de las costumbres de la Inglaterra del siglo XIX en las que los jóvenes de buena familia debían dedicarse a terminar su formación haciendo un recorrido por algunas de las más importantes capitales europeas. Y de este modo se inicia la “aventura” que llevará a la joven protagonista, Lucy Honeychurch, y a su prima Charlotte a viajar hasta Florencia.

La llegada a la maravillosa ciudad italiana se ve empañada por la decepción de encontrarse con una habitaciones sin vistas al exterior. Pero el Sr. Emerson, uno de los huéspedes de la pensión, se ofrecerá a cederles sus aposentos con el fin de que puedan disfrutar de la panorámica de Florencia. En este crucial momento, las vidas de ambas familias quedarán unidas por un complicado destino que a pesar de los prejuicios y la estricta moral, conseguirá anteponer la felicidad y el amor de sus protagonistas.

Una habitación con vistas películas Inglaterra victoriana películas de época basadas en novelas películas de época novelas románticas históricas llevadas al cine mejores películas de época románticas Edward Forster

Una de las partes más positivas que tiene la adaptación de James Ivory es que ha sabido reflejar de forma muy fiel la profunda delicadeza y a la vez la ironía y el sentido del humor con el que Forster escribió la novela, lo cual hace que la película sea mucho más amena. Es por ello que muchos la han definido como una de las mejores adaptaciones de época llevadas al cine. Por otro lado, los idílicos paisajes de la campiña italiana son toda una delicia, así como la gris y lluviosa Inglaterra que pareciera como si quisiera reflejar las diferentes formas de pensar de diferentes países.

Una habitación con vistas es una auténtica historia de amor en la que ambos protagonistas deberán luchar a contracorriente por hacer prevalecer sus sentimientos. Es de esas historias que, a pesar de ser un tanto previsibles, no dejan de mantenerte alerta durante toda la película y que al final te deja con un buen sabor de boca.

Tanto si conoces la obra original, como si no la has leído nunca, Una habitación con vistas es una película de época que no puede faltar en tu lista de pendientes y que sin duda disfrutarás de principio a fin con el recuerdo latente de ese amor prohibido que tal vez se convirtiera a lo largo del tiempo en un amor duradero o en una imagen feliz y casi olvidada que renace visionando este film.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *