películas victorianas oscuras películas victorianas películas de época victoriana películas de época

Las 3 películas de época victoriana más oscuras y a la vez románticas que amarás u odiarás.

Las películas de época victoriana se pueden caracterizar por su romanticismo, pero también por su lado más sombrío. Estamos acostumbradas a ver distintas adaptaciones de novelas cuya  historia de amor está ambientada en una etapa de la historia donde las reglas sociales eran demasiado encorsetadas y por lo tanto la doble moral estaba a la orden del día. Lo oscuro  y maligno se podía esconder en el amor más puro, solo hacía falta prohibirlo para que este fuera  mermando y de esta manera convertirse en una irresistible atracción que iba más allá del bien y del mal.

La época victoriana es sin duda una de las más gloriosas y prósperas que ha vivido Inglaterra a lo largo de los siglos, sin embargo también se caracteriza por ser un tanto tenebrosa que les ha valido a muchos escritores para ambientar sus novelas más tétricas. Así Bram Stoker o Robert Stevenson se convertían en referentes de la novela de época victoriana más lúgubres, aunque con ciertos tintes románticos a través de DráculaDoctor Jekyll y Míster Hyde

El mundo del cine, también se ha valido de esta peculiar época para dar vida a algunos de los personajes de la literatura victoriana y para servirse de inspiración a la hora de crear otras historias. Así, hoy podrás sumergirte en la espesa niebla londinense y en sus barrios en penumbra para disfrutar de las películas de época victoriana con las historias más perversas y sentimentales que amarás por las extrañas sensaciones que te provoca, u odiarás por el mismo motivo.

Películas de época victoriana más lúgubres

Sweeny Todd

Sweeny Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet es una de las más extrañas películas de época victoriana que encontrarás en esta categoría. Se caracteriza por ser un musical cuyo protagonista, Benjamin Barker, es un barbero con un pasado complicado que tras varios años condenado en Austria regresa a Londres bajo el nombre de Sweeny Todd. En esta ocasión llega convertido en un barbero que asesina a sus clientes con la navaja de afeitar y junto con la Sra. Lovett convierte a cada una de sus víctima en pasteles de carne.

La película es de lo más tétrica, muy al estilo victoriano del Londres más misterioso. De hecho, la escenografía está hecha de forma que todos los colores conservan una misma tonalidad oscura y ahumada, excepto en el color rojo de la sangre.

¿Existe algo de romántico en todo esto? Lo cierto es que sí… la pastelera Sra. Lovett bebe los vientos por el barbero Sweeny Todd, y a pesar de no ser correspondida, sus intereses les llevarán a convertirse en cómplices. Por otro lado nos encontramos con una historia de amor más auténtica: la protagonizada por Anthony y la hija de Sweeny, Johanna.

Oscura y muy melodramática, conserva un cierto aire que la convierte en una de las mejores películas de época  victoriana de todos los tiempos.

Drácula de Bram Stoker

La película basada en la novela homónima de Bram Stoker, se ambienta en la época victoriana, concretamente en el año 1897. En este punto en el tiempo, uno de los protagonistas, Jonathan Harker, viajará desde Londres a Transilvania para encontrarse con el oscuro príncipe rumano Vlad Tepes, caballero de la Orden del Dragón convertido en vampiro humano. El amor de su vida, Elizabetha, se suicidó pensando que su amado había muerto… Varios siglos después la novia de Jonathan Harker se ha convertido en la reencarnación de Elizabetha, de modo que Drácula no dudará en viajar a Londres para recuperarla.

No hay nada más romántico como esperar el amor de tu vida durante siglos y estar dispuesto a morir o matar por él. Recuerdo su estreno, yo era adolescente y quedé prendada de Gary Oldman en su papel de Drácula (en su versión enamorada y joven) y forré mi carpeta con todas las fotos que encontré de la pareja: Elizabetha y Vlad Tepes. Me pareció, y me sigue pareciendo, una auténtica historia de amor que traspasa el tiempo.

Dicen que se trata de la mejor adaptación del clásico de Stoker, y lo cierto es que la película te traslada a un ambiente lúgubre con cierto halo de romanticismo, que la sitúa en un puesto privilegiado en el ránking de películas victorianas oscuras.

 

El secreto de Mary Reilly

La película está basada en el libro Mary Reilly, escrito por Valerie Martin, basado a su vez en la novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde una de las grandes joyas de la literatura del siglo XIX. La trama transcurre en la Inglaterra victoriana más oscura e intrigante y en ella se enmarca la historia de amor entre la sirvienta, Mary Reilly y el Dr Henry Jekyll.

La relación entre ambos va creciendo cuando el Dr. Jekyll pide que la sirvienta sea discreta ante la llegada de un misterioso ayudante, Mr. Hyde. Poco a poco, Mary Reilly irá sintiendo una peligrosa atracción por Mr. Hyde que le llevará a adentrarse en una arriesgada y oscura realidad.

El cine ha conseguido dar vida a algunas de las historias más misteriosas de la literatura, ambientadas todas ellas en la época victoriana. Y a pesar de estar enmarcadas en un ambiente sombrío, es cuando más se nota la tensión sexual y la atracción que sienten el uno por el otro todos los personajes que componen la trama romántica de estas películas de época victoriana y que te mantienen el corazón en un puño. Yo al menos las disfruto tanto como si se tratara de una historia romántica al uso, y hasta puede que un poco más. Por favor, dime que no soy la única.

¿Con cuál de todas estas oscuras historias te quedas?

¿Cual es la que no he nombrado y te fascina más que ninguna?

Si te gusta este tipo de novelas y/o películas te aconsejo que leas los siguientes artículos:

Abril llega con el estreno de una película de época romántica muy esperada: Lady Macbeth

¿Por qué “Angelica” de Arthur Phillips es una novela romántica histórica?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *