reconocer una mala novela reconocer una buena novela novelas romanticas novela romantica

Cómo reconocer una mala novela romántica y no perder el tiempo

Leeer una novela romántica puede ser una experiencia maravillosa, aunque es cierto que al dejar el listón tan alto se tiende a comparar el resto de novelas del mismo género. Esto hace que, tras leer unas cuantas novelas de este tipo, seas capaz de distinguir una mala novela romántica de otra que no lo es.

Pero por si aún tienes dudas o quieres saber cómo reconocer una mala novela romántica y no perder el tiempo, te doy algunos consejos básicos que te ayudarán a identificarla fácilmente.

Tips para reconocer una mala novela romántica

Exceso de coincidencias

Uno de los aspectos por los que podremos reconocer una novela romántica que, a priori, podría no ser tan buena como esperabas es por el exceso de coincidencias que se suceden continuamente durante la trama. Una novela que trata de reflejar la realidad de una historia o de una relación, con sus dificultades y altibajos, debe de ser creíble y las coincidencias deben de ser “posibles”, tal y como si sucediera en la vida real de cualquier persona. Todo debe de estar justificado, nada puede ser al azar.

En algunas ocasiones, se peca de un exceso de casualidades que se utilizan para poder llegar al objetivo final, pero que acaban desluciendo la trama consiguiendo que deje de ser creíble. Y esto, lógicamente, hará que la novela ya no te atraiga como al principio,  y pierda todo su encanto.

Me ha pasado en varias ocasiones empezar una novela romántica con ilusión, y acabar abandonándola a medias. Al cabo de un tiempo olvido por completo que la tengo todavía en mi Kindle.

Descripciones muy detalladas

Las descripciones son una de las armas de doble filo a la hora de escribir una novela cualquiera, y en este caso una novela romántica. Describir el lugar, cada escenario, el contexto… puede ser una excelente forma de dotar a la novela de un toque que muchos lectores agradecerán, ya que esto les permitirá recrear la escena lo más fielmente posible a la realidad, y podrán imaginar todo lo que ocurre haciendo que la lectura sea mucho más amena.

Sin embargo, cuando las novelas se pierden en detalles y las descripciones ocupan más de lo necesario, la lectura puede convertirse en algo muy tedioso que le resta valor a la historia y que provoca en muchos casos la dejadez por parte de la persona que lo lee.

Abundancia de clichés

Quizá cuando lees la primera novela no resulta tan molesto, pero lo cierto es que cuando vas por la tercera o cuarta empiezas a distinguir aquellas con una trama original y personajes perfectamente definidos y con un carácter propio, de aquellas que pecan por la abundancia de los clásicos clichés.

En las novelas románticas del salvaje oeste por ejemplo,  la dama siempre suele ser sumisa y débil y el ranchero un tipo duro y un tanto salvaje con un pasado tormentoso y un carácter un tanto machista. Estos aspectos, que se repiten con bastante frecuencia en este tipo de novelas, son interesantes al principio, pero después los lectores buscan tramas originales y diferentes. Una buena novela, debe de reducir los tópicos y optar por personajes más sorprendentes y tramas originales.

Personajes que no evolucionan

Al comenzar una novela, una de las cosas más apasionantes es comprobar como los personajes van creciendo, madurando y evolucionando a lo largo de los capítulos… las novelas con personajes planos, que no varían desde la primera hasta la última página resultan poco atractivas, pues no permite que el lector pueda sentir cierta empatía.

Un buen personaje debe de tener las mismas inseguridades, sentimientos y emociones que si se tratara de la vida de una persona real, pues esto es lo que hace que una novela se cargue de personalidad.

Estas pautas son claves a la hora de identificar una buena novela, de otra que no lo es tanto

¿Conoces algún aspecto más que te haya convencido a la hora de distinguir entre buenas y malas novelas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *