Retrato de un dama películas de época basadas en novelas película de época Henry James

Infidelidades y manipulación en la película Retrato de una dama

Retrato de una dama es una película de época basada en uno de los clásicos de la literatura escrito por Henry James. Una novela un tanto compleja que refleja el complicado papel de su protagonista en un periodo en el que la libertad de la mujer no era compatible con lo que se exigía moralmente en Europa.

Si sigues leyendo el artículo tienes una sorpresa al final, para todos aquellos amantes de los clásicos.

Una película de época con personajes redondos

En ella se retrata a Isabel Archer, una joven con una actitud que difiere mucho de lo que se espera de una mujer en el siglo XIX, una sociedad hecha a medida para los hombres en el que la dama debe de interpretar el papel de sumisión y obediencia.

En Norteamérica, la mujer podía trabajar de forma independiente, no existían las diferencias entre clases de una forma tan marcada como en Europa, y la moral era mucho más avanzada y moderna en lo que al papel de la mujer se refería. En cambio, en el Viejo Continente las costumbres y la forma de pensar desprendían un aire a antiguo.

Es por ello que su protagonista, Isabel Archer, llegada a Europa desde Norteamérica, con una actitud un tanto prepotente y engreída de cara a los demás. Se resiste a adoptar la moral retrógrada con la que se encuentra y vive por y para su propia independencia y su libertad. De hecho, rehusa contraer matrimonio, ya que cree que casarse sería una amenaza contra su propia idea de libertad. No quiere responsabilidades, no quiere estar dos pasos por detrás de ningún hombre, no quiere obedecer a lo que se espera de ella en una Inglaterra fría y muy atrasada en este sentido.

Las circunstancias harán que se convierta en una mujer rica y poderosa, y a la vez será una peligrosa tentación para los hombres. Pero todo cambia cuando sorprendentemente y contra todo pronóstico, Isabel Archer se enamora de Gilbert Osmond.

El libro: Retrato de una dama de Henry James

Cuando Henry James escribió Retrato de una dama, lo hizo publicándola por entregas en Estados Unidos y en Inglaterra, en el año 1881. La particularidad de la novela y en concreto de la protagonista que retrata, está en crear un personaje femenino que encarna la modernidad de Norteamérica frente a la anticuada sociedad de una Europa que aún no se atreve a dar un paso más.

Poco a poco Henry James va introduciendo diferentes personajes que muestran a una Isabel Archer desde diferentes puntos de vista. Todos ellos contribuyen al desarrollo y al cambio de la protagonista a lo largo de la historia, y también a su desdichado destino. Porque sí, Retrato de una dama es una historia cruel, complicada y cruda. Es el tenerlo y todo y no tener nada, es el más duro castigo por una equivocación, es el triste final de una mujer que no supo manejar su destino.

Y ahí está la razón por la que hoy día Retrato de una dama está considerada como una de las novelas imprescindibles que todo ávido lector debe de leer alguna vez en su vida. Porque dibuja perfectamente a un personaje muy humano, muy cercano y muy real, porque tiene mucho de historia y mucho de realismo, y porque es el fiel reflejo de la vida tal cual, sin adornos y felices casualidades.

¿Conoces la historia de Retrato de una dama?

¿Has visto la versión cinematográfica?

¿Con cual de ellas te quedas?

Por si todavía no has leído la historia y quieres empezar a deleitarte con la literatura de Henry James puedes descargarte la novela Retrato de una dama (libre de derechos de autor) si te suscribes a mi Newsletter. Cada mes recibirás contenidos exclusivos de manera totalmente gratuita y  sin Spam.

Suscríbete a mi Newsletter y descargate gratis el libro “Retrato de una dama” de Henry James (libre de derechos de autor)



Tal vez te interese otras películas de época donde la pasión atraviesa la pantalla:

La película de época romántica que retrata el escándalo de una duquesa

Novelas románticas de época llevadas al cine: “La luz entre los océanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *